¿A qué sección del blog quieres ir?

sábado, 27 de agosto de 2011

Las tarántulas venenosas no siempre devoran a los dioses griegos.

Título: Las tarántulas venenosas no siempre devoran a los dioses griegos.

Autor: Rachel Antúnez Cazorla. 


Una cita del autor: "Espero, en lo más profundo de mi corazón, que nunca se me agote la imaginación, para crear, como lo he hecho hasta ahora, nuevas historias que ofrecer".

Editoriales que lo publican: Rachel A.C.

Año de publicación: 2011.

ISBN: 978-1-4467-1056-2.

WEB del autor:
¿Dónde comprarlo?
Bibliografía Rachel A.C.
Pincha para conocer todos sus libros.

Valoración personal:

Comentarios: Lo primero que me llamó la atención de esta novela fue su sugerente título, "Las tarántulas venenosas no siempre devoran a los dioses griegos", con un título como ese, ¿quién se resistiría? Es llamativo y original, consiguiendo introducir el gusanillo en el lector de qué sorpresas nos depararán sus páginas. Además se trata de una novela de uno de mis géneros favoritos, el chick lit, que tantas horas de diversión me ha dado. Por último, su autora, Rachel A.C. es una chica valiente, dispuesta a luchar para hacerse un hueco en el difícil mundo de los autores nóveles. Ya me encandiló con "Contra los límites", su primera novela, y con "Las tarántulas..." de un estilo que va más conmigo, me ha terminado de enamorar del todo. ¡Gracias Raquel!

La trama se centra en Gea, una chica sencilla, llena de complejos y con una reciente ruptura que la ha dejado con sus niveles de autoestima por los suelos y de autocompasión por las nubes. No hay nada que la consuele excepto, quizá, una buena tarrina de helado que siempre ayuda en estos casos. Además el dichoso facebook no ayuda, dándole estúpidas sugerencias de amistades que no le interesan lo más mínimo..., ¿o quizá si que le interesen? Quizá ese chico tan guapo subido en su moto que tanto insiste facebook que conozca no sea un desconocido al fin y al cabo. Así que Gea, sin pensarlo demasiado, acepta la amistad y, entonces, se da cuenta de quién es él... ¿Y qué hace? Pues lo único que puede hacer... ¡¡Quedar con él por supuesto!!
 
Llena de momentos cómicos y con un transfondo de historia romántica muy bonita, Rachel nos demuestra con este cambio de registro que es capaz de trabajar en dos géneros distintos entre sí con los mismos buenos resultados. ¡Sigue así!

¡Gracias por leerme!

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...