¿A qué sección del blog quieres ir?

domingo, 7 de agosto de 2011

Tutankamón.

Título: Tutankamón.
Autor: Thomas Hoving.

Una cita del autor: "La correspondencia entre Carnarvon y Carter esconde uno de los secretos mejor guardados de la historia de la egiptología".

Editoriales que lo publican: Planeta.

Año de publicación: 2007.

ISBN: 8408071025.

WEB del autor:
¿Dónde comprarlo?
Bibliografía Thomas Hoving.
Pincha para conocer todos sus libros.

Adaptación cinematográfica.
Dejo aquí varios links de documentales dedicados al faraón y el descubrimiento de su tumba. No son la adaptación del libro propiamente dicha pero el tema es el mismo y nos pone imágenes a lo que nos cuenta Hoving en su libro.
Valoración personal:

Comentarios: El sofocante viento desértico que arrastraba toneladas de punzante arena a través del valle en un viaje sin fin desde el principio de los tiempos era el único testigo. Transportó en su lomo hasta los oídos de los muertos los salmos que los sacerdotes recitaban con místico fervor a la momia de su rey. Las pesadas rocas cayeron y el viento se ocupó de otros sonidos que llenaron el valle durante 34 largos siglos, de otros sacerdotes con otros reyes, de guerras, de ladrones y, por último, de arqueólogos; todos le olvidaron, todos menos uno, Howard Carter. Quizá el viento susurraba su nombre, ansioso porque alguien visitase al faraón olvidado, porque alguien alzase su nombre a lo más alto del firmamento en el que descansan los reyes de Egipto, por encima de todos ellos, él, que siempre fue el más insignificante, el no recordado, de pronto se convirtió en el faraón más famoso de Egipto: Tutankamón.
 
Su nombre nos evoca maldiciones, tesoros, descubrimientos, tumbas olvidadas... Howard Carter, gracias a su testadurez y al noble Lord Carnarvon que financió la expedición y confió en él a pesar de los continuos malos resultados, fue capaz de encontrar al faraón niño entre la más árida de las tierras, escondido entre otros faraones más importantes. Y, cuando vio lo que la tumba encerraba desde hacía más de 3000 años, en la penumbra de sus rocosas paredes, a la luz de una vela y con la emoción de años de búsqueda pintada en el rostro sólo pudo exclamar: "¡Veo cosas maravillosas!".
 
La fascinación que provoca Egipto es, en gran parte, gracias a este arqueólogo y su descubrimiento. Thomas Hoving nos cuenta en su obra todo el proceso con lujo de detalles. Un libro excepcional sobre uno de los acontecimientos más importantes del siglo XX a partir del cual se dictaron muchas de las nuevas leyes que regirían la arqueología en el país de los faraones y que dio lugar a infinidad de nuevas generaciones de arqueólogos contagiados del espíritu que llevó a Howard Carter a los pies de la tumba de Tutankamón. Sólo echo en falta las ilustraciones que, en mi opinión, debería haber llevado incorporadas esta edición. El autor se deleita en las descripciones de los objetos hallados en la tumba y suscita una enorme curiosidad en el lector haciéndonos partícipes de secretos sobre el descubrimiento que no se han sabido hasta nuestros días. Así que, si vas a leer este libro, te recomiendo que tengas abierto el "google imágenes" para ir viendo los objetos a los que se refiere in situ. También me sobra un poco la extensión en las descripciones de los problemas burocráticos que tuvo que atravesar Carter... Entiendo que se cuenten, pues son parte de la historia del descubrimiento de Tutankamón, pero opino que podrían haber estado más resumidos. Por lo demás, ¡genial!

¡Gracias por leerme!

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...